IMPLEMENTACIÓN TÉCNICA




No se trata de consultoría, pero sí de contar con el conocimiento, la experiencia y la especialización externa. 

Por ejemplo, una empresa va a lanzar un nuevo departamento o línea de servicios, y contará con su propio personal para llevarlo a cabo, pero necesita "implementar" la actividad que van a realizar con sistemas de medición de resultados, impacto sobre los recursos actuales, procesos organizativos, alianzas con terceras empresas, etc. para así optimizar la acción y evitar que la inversión se pierda "entrando y retrocediendo en callejones sin salida" (hablando coloquialmente).

La implementación técnica está recomendada en pequeñas y medianas empresas donde todo el peso de la Dirección cae sobre su propietario, el cual normalmente tiene un gran conocimiento y experiencia de su actividad profesional como tal, pero necesita refuerzos para adaptar lo que ha venido haciendo hasta ahora a los nuevos mercados emergentes, y esa adaptación va más allá del mero asesoramiento para tomar decisiones, porque lo que busca no son consejos sobre lo que "sería ideal pero desde su situación no puede", lo que necesita son soluciones y resultados prácticos para su circunstancia específica.